Overblog Seguir este blog
Edit post Administration Create my blog
25 octubre 2012 4 25 /10 /octubre /2012 16:58

 

Hay una buena explicación detrás de los remedios de la abuelita para la gripe y otros males invernales.

Gracias a la ciencia. Uno se puede hacer un transplante de corazón, obtener dos nuevas rodillas o leer sin necesidad de anteojos. Pero cuando se trata del resfriado común, tal parece que la abuela es quien que sabe lo que hace.

 

¿Porqué son efectivos los remedios naturales?

 

Un resfriado es una enfermedad viral del tracto respiratorio superior que puede causar infección en los senos nasales, bronquitis u otras infecciones secundarias, cuando los virus debilitan el sistema inmunológico. Si el resfriado se trata agresivamente desde que se presentan los primeros síntomas, se puede ayudar a limitar su severidad o, inclusive, detenerlo.

Es ahí donde la sabiduría de la abuela puede ayudar si simplemente le hacemos caso, nos hemos acostumbrado a creer que cualquier cosa que combata el resfriado tiene que venir en forma de una pastilla. Tenemos que considerar las alternativas naturales que funcionan tan bien como los remedios de farmacia, y en algunos casos, hasta mejor.

 

Remedio 1: Respira bien y siéntete mejor.

 

Uno de los remedios más antiguos para la congestión es también uno de los más sencillos. Inhalar vapor ayuda a descongestionarte porque mueve la sustancia mucosa. Eso es importante, ya que la bacteria se desarrolla cuando estas sustancias se quedan atascadas en la nariz, los senos nasales y el pecho.

Llena una olla con un litro de agua. Cuando este a punto de hervir, baja la temperatura, agrega un par de gotas de aceite esencial de eucalipto. Retira la olla de la hornilla con cuidado, y colócala sobre la mesa. Cubre tu cabeza con una toalla inclínate sobre la olla e inhala. Te cuidado con el vapor ya que puedes quemarte.


Remedio 2: Toma tu sopa.

 

Durante mucho tiempo, las madres han servido generosas porciones de caldo a sus hijos, como un remedio eficaz contra el resfriado. La sopa de pollo tiene muchos elementos a su favor. Está el caldo, por supuesto, que ayuda a mantenerte hidratado remplazando fluidos que se han perdido. El vapor que emana la sopa caliente, así como los ingredientes opcionales picantes como la pimienta de cayena o el chili, ayudan a  descongestionar la nariz y los senos nasales.

El ajo un ingrediente en muchas recetas de sopa de pollo, tiene efectos antibióticos antivirales. Así mismo, es un expectorante y ayuda a eliminar la bacteria que está alojada en los pulmones. La cebolla, otro ingrediente común en la sopa de pollo también tiene propiedades antivirales.


Remedio 3: Limón y miel para el dolor de garganta.

 

Una cucharada de miel con limón, puede hacer maravillas para aliviar el dolor y aspereza de garganta. La textura espesa de la miel ayuda a recubrir y aliviar la garganta sensible. Debido a que es tan espesa la miel podría interferir con la diseminación de la bacteria. El limón estimula las glándulas salivales, atrayendo fluido hacia la boca y haciendo que sea más fácil de deglutir.

 

Remedio 4: Infusión de canela

 

La canela, que antiguamente se valoraba como el oro, se ha utilizado en la medicina durante años.
La corteza de la canela, contiene un sustancia química aceitosa llamadacinnamaldehyde, que destruye la variedad de la bacteria causante de enfermedades. Así mismo, reduce la fiebre y la inflamación, y tiene un efecto analgésico suave.

 

Remedio 5: Jugos de frutas.

 

El jugo de naranja y otras frutas cítricas, proveen dosis saludables de vitamina C, que ha demostrado reducir la duración del resfriado común y la gripe, y hasta podría ayudar a prevenirlos.

La vitamina C refuerza el sistema inmunológico, para que el cuerpo pueda defenderse de los virus y bacteria. Pero los jugos de frutas, también contienen azúcar, que según las teorías pueden deprimir el sistema inmunológico. La recomendación es, que diluyas un poco los jugos, para que evites consumir tanta azúcar y asegúrate de que sean naturales.

 

Compartir este post

Repost 0

Comentarios