Overblog Seguir este blog
Edit post Administration Create my blog
27 julio 2012 5 27 /07 /julio /2012 13:09

Los desgarros musculares son roturas del tejido muscular, más o menos extensas ya que la gravedad depende del área afectada. Estos pueden producirse en cualquier músculo del cuerpo.

COMO DARTE CUENTA QUE HAS SUFRIDO UN DESGARRO*

Cuando se sufre un desgarro, se siente un dolor repentino, agudo e intenso –como una puñalada- localizado en un punto muy concreto. Desde el momento en que éste se produce resulta muy doloroso, y casi imposible hacer cualquier movimiento con ese músculo.
En los casos de desgarros leves el dolor es la única señal. En casos más graves como cuando se ocasiona un desgarro de todo un músculo, se produce también un hematoma, debido a la hemorragia interna. Si el dolor es muy intenso puede aparecer un componente de shock, con mareo y sudor frío, pero esto es menos frecuente.

 

En cuanto a las causas de los desgarros, se habla de causas directas e indirectas.

 

CAUSAS DIRECTAS*


Las causas generales son contracciones violentas del músculo o estirones súbitos y bruscos. También se puede producir cuando se somete a éste a una carga excesiva cuando se está fatigado o no se ha calentado lo suficiente.
Los músculos que han sufrido recientemente lesiones de cualquier tipo, que aún no están curadas del todo, tienen también bastantes posibilidades de sufrir una rotura.
Causas externas, como golpes o caídas, también pueden originar esta lesión.

 

CAUSAS INDIRECTAS*

 

La sudoración origina pérdida de líquidos y sales en el organismo. 
Los músculos van perdiendo elasticidad al perder hidratación, por lo que tras un ejercicio prolongado aumentan las probabilidades de sufrir tirón.

 

QUE HACER*

1- Aplicar hielo sobre la zona dolorida: a veces no es posible tener hielo en el gimnasio, por lo que se tratará de enfriar el músculo lo mejor posible (toallas empapadas en agua fría, una lata de refresco si hay una máquina dispensadora, lo más frío que se encuentre). Esto reducirá la inflamación y disminuirá o cortará la hemorragia si existe. Ha de mantenerse el frío durante unos 10 o 15 minutos.

 

2- Si se trata de un musculo de la pierna por ejemplo, colocar un vendaje compresivo alrededor del muslo y hasta la ingle. En todos los gimnasios debería de haber un botiquín, y contener vendas elásticas (las que no se estiran no sirven). Después de unos 20 minutos se quita el vendaje, se deja descansar 5 minutos, y se vuelve a poner.

 

3- No se debe aplicar calor. Esto aumenta la hemorragia.

 

En estirones leves esto es suficiente. Además, por supuesto, de reposar al menos una semana, antes de reanudar el entrenamiento. No hay que tener prisa por entrenar al día siguiente, la idea es no tener problemas y que el buen descanso permita la curación.

 

Los casos más graves son muy fáciles de identificar: la persona lesionada no puede ni caminar, y el dolor apenas se reduce después de usar el hielo y las vendas. En este caso se debe llamar inmediatamente a un médico, procurando no mover ni tocar la zona dolorida.

 

COMO PREVENIR LOS DESGARROS *

 Los momentos en los que se producen más lesiones son al comienzo y al final  del entrenamiento. Al principio, porque el músculo aún no se ha calentado lo suficiente. Al final, porque influyen el cansancio y la deshidratación.


Es por eso que siempre hay que calentar y elongar bien antes de comenzar el entrenamiento. 


Debes tener en cuenta que Después del estiramiento forzado mientras se hacen elongaciones, el músculo está mucho más frágil.


Si se suda mucho, conviene ingerir alguna bebida isotónica durante la clase para mantener la hidratación.

 

HAY EJERCICIOS QUE SON PROPENSOS A ESTE TIPO DE LESIONES! CUIDADO CON ELLOS!


FONDOS EN PARALELAS*

 
Los  fondos, pueden llegar a ser perjudiciales si los haces con las manos demasiado separadas.

remedio-

Mejor coloca tus palmas a la altura de los hombros. Si te molestan las muñecas, haz los fondos sobre unas mancuernas de forma que la mano y el antebrazo queden alineados en vez de, con extensión de muñeca.


ZANCADAS*

 
En las zancadas se suele cometer el error de desplazar el tronco demasiado adelante.

 

remedio-

 Imagínate que tu columna vertebral debe permanecer siempre vertical, con la cabeza en la misma línea que tus caderas. Mira al frente en lugar de hacia abajo, da un paso adelante y baja hasta que el muslo adelantado quede paralelo al suelo.

 

ABDOMINALES*

 
Al hacer abdominales, es un error común tirar con los brazos de la cabeza hacia delante y arriba.

 

remedio-

Un buen truco es presionar la lengua hacia el techo del paladar, ya que la lengua se une a los flexores cervicales y así resulta más complicado implicarlos en el movimiento.

 

EXTENSIONES LUMBARES*


En algunos casos se lleva la espalda y la cabeza más atrás de lo recomendable, y eso puede suponer molestias y futuras lesiones en la zona lumbar.

 

remedio-

Es muy importante que cuando hagas ejercicios lumbares no sobrepases con el tronco la línea recta que forman tus piernas, salvo que tu deporte sea la gimnasia rítmica o artística.

 

SENTADILLAS*

 
No es raro cometer el error de desplazar las rodillas lateralmente, bien hacia adentro o bien hacia fuera, cuando nos flexionamos para hacer una sentadilla.

 

remedio-

  Dirige la mirada hacia tus rodillas y fíjate en que coincidan visualmente con tu pie, entre el dedo gordo y el meñique, con el peso sobre los talones.

 



Compartir este post

Repost 0

Comentarios