Overblog Seguir este blog
Edit post Administration Create my blog
21 mayo 2012 1 21 /05 /mayo /2012 18:46

Existe una creencia generalizada desde tiempos antiguos que el alcohol actúa como una sustancia estimulante, como afrodisíaco y también aumentando la hombría o valentía de las personas que lo consumen; nada más lejos de la verdad. Debido a esto, decidí escribir sobre los efectos bioquímicos y psicológicos que ejercen las bebidas alcohólicas sobre un deportista y sobre todo, para aquel que pretende ser un fisicoconstructor serio.

 

Enumero una lista de parámetros y efectos que hay que considerar tanto de los efectos nocivos como de los posibles efectos positivos que puede generar el alcohol y las miles de formar que hay para ingerirlo.

 

1. Existe el concepto erróneo de que el tomar alcohol produce sobrepeso, éste efecto es cierto, pero no se debe directamente al alcohol si no a sus efectos. En muchos libros de nutrición se ha publicado que el alcohol aporta 7 kcal por cada gramo un valor que según esos libros está entre el valor energético de los carbohidratos (4kcal por gramo) y las grasas (9 kcal por gramo); sin embargo esas calorías no pueden ser metabolizadas como fuente energética por lo que realmente el alcohol en sí no aporta calorías. Todas sus calorías se pierden en forma de calor liberado por irradiación (sensación típica al inicio de una copita).

 

Sin embargo , algunas bebidas alcohólicas proveen de ciertas calorías extra que provienen de los carbohidratos de la fuente natural de donde se obtuvo el alcohol, por ejemplo la cebada de las cervezas o la malta del Whiskey. Ésas si pueden ser consideradas como fuentes energéticas.

 

Existe otro efecto que es el de distensión abdominal producido por el alcohol, debido a eso se emplean como aperitivos; es decir provocan un aumento en el apetito de la persona que lo consume por efecto mecánico y por lo tanto tiende a comer demás.

 

Por último, generalmente la persona que ingiere bebidas alcohólicas se vuelven más sedentaria y empieza a dejar de entrenar de forma adecuada, al empezar a sustituir sus entrenamientos nocturnos por alcoholizadas nocturnas.

 

2. Como un efecto secundario de que el alcohol actúa como un regulador de la temperatura corporal; se inhibe la utilización de calorías de grasa. Por otra parte el consumo de alcohol minimiza los efectos de los lipotrópicos sobre todo de la L-Carnitina; la cual es un excelente apoyo en el tratamiento de la recuperación del hígado de las personas alcohólicas.

 

3. Cuando una persona consume alcohol se produce una reducción en los niveles de testosterona sérica; promoviendo con esto, un deterioro en el avance muscular, al mismo tiempo que decae el umbral de anabolismo muscular.

 

4. Se produce un aumento en la tasa de conversión de Testosterona y otros esteroides androgénicos con capacidad aromatizable en estrógenos; contribuyendo a la formación de progesterona y como consecuencia la aparición de ginecomastia y por otra parte a la retención de líquidos.

 

5. Si bien el alcohol puede actuar como diurético a corto plazo, este efecto dura unas cuantas horas, produciendo una gran deshidratación que puede ser severa, debido a esto se deben casi todos los efectos de la resaca (resequedad de boca, dolor de cabeza, náuseas, vómito, etc.); efectos muy similares a los que produce una deshidratación intensa postentrenamiento.

 

6. El consumo de bebidas alcohólicas sobre todo de Vodka, Ginebra, Brandy y Cognac puede producir un daño severo en la síntesis de proteínas por debilidad hepática, así como en el crecimiento.

 

7. Se da una sobrecarga de trabajo a los antioxidantes endógenos al haber una sobreproducción de radicales, productos de la oxidación de alcohol etílico a etanol y ácido acético. Produciendo una deficiencia del sistema inmunológico y una tendencia a padecer enfermedades infecciosas sobre todo de la garganta y del aparato gastrointestinal.

 

8. Disminuye la concentración de minerales críticos en la contracción, relajación y crecimiento muscular; incluyendo Ca, Mg, K y P. Esto se debe al efecto diurético no selectivo del alcohol.

 

9. El alcohol disminuye y casi suprime el ritmo de secreción de hormona del crecimiento endógena; generando con esto que los avances musculares sean muy lentos y de baja calidad.

 

10. El alcohol deprime el SNC, disminuyendo la fuerza y otras capacidades neuromusculares; así como el desempeño mental. Se pierde la concentración en el entrenamiento base fundamental de un buen fisicoconstructor.

 

11. Se producen los efectos conocidos de daño hepático, como pueden ser hepatitis tóxica, cirrosis, cáncer hepático; aumento de la concentración de ácido úrico y como consecuencia dolores articulares e incluso gota; disfunciones sexuales, daño cerebral, lagunas mentales e incluso la muerte.

 

Es cierto que no todo el alcohol es malo, pero hay que saber consumirlo por ejemplo, es recomendable tomar un poco de vino tinto, Whiskey de una sola Malta o Tequila de Agave Azul, debido a que poseen antioxidantes muy importantes de la familia de los bioflavonoides; además de que disminuyen los niveles de colesterol de baja densidad sanguíneo, de evitar y combatir la formación de placa de ateroma y de liberar estrés psicológico y bioquímico.

 

Sin embargo, el secreto está en las dosis; no más de un vaso de vino tinto de cualquier marca con la tercera o cuarta comida; un caballito sencillo de tequila, recomiendo el Tequila Cazadores, el Hornitos de Etiqueta Verde y el Don Julio pero jamás uno que rima con domador debido a que es de origen sintético y por lo tanto muy tóxico o bien 1 onza de Whiskey por las noches ya sea Buchanan’s, Chivas o algo similar.

 

Quien definitivamente no debe consumir bebidas alcohólicas es todo aquel que decida usar esteroides anabólico androgénicos o bien precursores hormonales debido al altísimo riesgo hepático que se produce al combinarlos; sobre todo si los esteroides empleados llegaran a ser orales.

 

 

Compartir este post

Repost 0
Published by amigosdeldeporte - en salud y deporte
Comenta este artículo

Comentarios