Overblog Seguir este blog
Edit post Administration Create my blog
19 septiembre 2012 3 19 /09 /septiembre /2012 18:56

 

Si bien el hierro es un mineral básico para el correcto funcionamiento del organismo y el cual no debe faltar en tu dieta, también es cierto que hay un tipo de hierro que se debe evitar, ya que aunque nuestro cuerpo fue perfectamente diseñado para adecuarse a las cantidades benéficas de este mineral, hay un tipo de hierro que resulta ser perjudicial para nuestro organismo.

 

LOS DOS TIPOS DE HIERRO QUE EXISTEN SON-

 

Hierro "Heme"- que es la forma natural u orgánica en la que el hierro se incluye en la dieta. Este tipo de hierro está disponible en los alimentos naturales como los cereales, vegetales de hoja verdeoscura, lentejas, alubias, judías, frijoles, y otras leguminosas, así como en el maíz, pescado, pollo, algas marinas, yema de huevo, levadura de cerveza, hígado de res, etc. Este tipo de hierro es asimilable por el organismo y no puede acumularse ni causar un exceso, además de que no se oxida al interactuar con los radicales libres. Si incluimos una variedad de vegetales y cereales o pescado en la dieta, tendremos una dosis de este hierro de 2mg, suficiente para el cuerpo.

 

Hierro "no Heme": se le conoce así al hierro sintético, es decir,aquel que se le suele agregar a los complementos nutricionales o a algunos alimentos “enriquecidos con hierro” como el pan, las harinas, los cereales de caja refinados, etc. Este es el tipo de hierro que debemos evitar, pues este se suele acumular fácilmente en el cuerpo, no es de fácil absorción y además incrementa el riesgo de enfermedades cardiacas y cardiovasculares y el cáncer. Este tipo de hierro lo podemos reconocer fácilmente pues aparece en las etiquetas como gluconato ferroso, sulfato ferroso o fumarato ferroso. Cuando comemos alimentos adicionados con estos aditivos el cuerpo llega a absorber hasta 20mg de heme, lo cual produce problemas a nuestra salud.

 

Funciones del hierro en el cuerpo y su correcto consumo


El hierro es un mineral que al combinarse con el oxígeno produce la hemoglobina, una proteína encargada de transportar oxígeno a nuestros órganos principales como el cerebro, corazón riñones, hígado, etc., así como a cada célula y tejido de nuestro organismo. También participa en la formación de mioglobina, otra proteína encargada de llevar oxigeno hasta nuestros músculos.

Además de esta importante labor de transporte de oxigeno, este  mineral posee otras propiedades entre las cuales destacan que es esencial para la formación de colágeno el cual es una proteína que se encuentra en los huesos, cartílagos y todos los tejidos conectivos, además de que se encuentra en muchas encimas de nuestro cuerpo y es fundamental en el embarazo para aumentar la cantidad de flujo sanguíneo y para nutrir la placenta y el nuevo bebé.

 

¿Es bueno tomar complementos adicionados con hierro?


Eso depende, del complemento y de la persona. Para empezar, habría que revisar la etiqueta del complemento y verificar que no contenga los aditivos ferrosos antes mencionados.

La mayoría de las personas no necesitan un complemento de hierro, pero quizá habrían de considerar un complemento con hiero las personas que tienen un desgaste físico severo, las embarazadas, las mujeres con flujos menstruales prolongados y abundantes, personas con infecciones gastrointestinales o con anemia, las personas de la tercera edad y algunso vegetarianos o veganos.

Deben evitar los complementos con hierro los bebes que son amamantados, pues la leche materna contiene un hierro muy benéfico y digerible para el bebé. Evita tomar complementos con hierro si no lo necesitas. Si te prescriben hierro, lo mejor es obtenerlo mediante una alimentación balanceada o con productos naturales que contengan hierro, como la levadura de cerveza, las algas marinas, la leche de soja, etc., el extracto de hígado líquido, etc.

Debes considerar además que el hierro no se absorbe bien si careces de suficiente vitamina C. Por esto, es bueno que inicies el día tomando algún fruto cítrico como el limón, la naranja o toronja, que son ricos en vitamina C y además ayudaran a tu cuerpo a estar bien depurado. También necesitas suficiente vitamina A para la absorción de hierro, por lo que te recomendamos beber un jugo de zanahoria diariamente, o consumir brécol, melón, duraznos, etc.

Considera que los alimentos que contienen cafeína como el café , el te y el chocolate interfieren en una correcta asimilación del hierro.

 

Necesitas hierro si:


• Padeces de cansancio o somnolencia incluso si duermes bien.
• Si te sientes débil.
• Si observas palidez en tu rostro o debajo de tus ojos.
• Si estas anémico.
• En las mujeres, si tienes menstruaciones prolongadas y muy abundantes.
• Si no te concentras bien o estas de mal humor constantemente.
• Si tienes diarrea

SI tienes dudas en cuanto a si debes consumir más hierro, puedes consultar a un profesional. Recuerda que hacer ejercicio es parte de un proceso de nutrición consciente, pues hacer actividad física aumenta la capacidad de absorción de nutrientes del cuerpo.

Compartir este post

Repost 0
Published by amigosdeldeporte - en consejos salud y nutricion
Comenta este artículo

Comentarios