Overblog Seguir este blog
Edit post Administration Create my blog
5 julio 2012 4 05 /07 /julio /2012 22:29

La lucha quemagrasa no tiene por qué estar perdida en el origen. Sport Life te trae los consejos más eficaces para que puedes lucir un vientre y un cuerpo tonificado.

Para reducir los depósitos grasos del organismo debemos combinar el ejercicio adecuado con una nutrición equilibrada, adaptada a nuestro gasto calórico, sin olvidar unos aliados muy importantes: los suplementos ergogénicos. Pero no debemos olvidar que hay otros factores que también van a condicionar de forma significativa nuestro porcentaje de masa grasa. La genética, por ejemplo, condiciona nuestra fisiología y la facilidad que podemos tener para librarnos del excedente graso.

Una vez consigamos el porcentaje graso adecuado, nuestro organismo no fija la nueva composición corporal hasta al cabo de un año, por tanto nuestra composición corporal tenderá a volver a ser como antes si no estamos el suficiente tiempo manteniendo los hábitos saludables. Después de este período de adaptación de nuestro organismo tendremos la ventaja de que nos va a ser mucho más fácil mantenernos en los porcentajes de grasa, masa muscular y agua ya conseguidos.

1.Reduce tu aporte calórico, pero no en exceso.

 
No debemos caer en el error de reducir de forma drástica el aporte calórico total diario. Esto suele conducir a una situación de falta de nutrientes básicos y sobre todo a un enlentecimiento del metabolismo con el riesgo de que, cuando se abandone la dieta, se recupere el peso perdido y a veces incluso más masa grasa que en un principio.

2.Incrementa tu gasto energético y mejora la utilización metabólica de la grasa.

 
Se necesitan al menos tres horas a la semana de ejercicio aeróbico durante tres semanas para obtener una mejora metabólica de utilización de lípidos. Hay un mayor requerimiento calórico con la carrera a pie, la elíptica y la bicicleta, estos dos últimos deportes muy recomendables para deportistas pesados que pueden resentirse de las articulaciones. La intensidad ideal sería ligeramente por encima de nuestro umbral aeróbico, cuando empezamos a jadear y no podemos mantener una conversación normalmente sin tener que interrumpir las palabras.

3.Añade musculación.


Permite aumentar la reducción de grasa y, sobre todo, conservar o mejorar la masa muscular, y poder mantener así un buen rendimiento y una óptima función inmunitaria.
Una masa muscular bien tonificada permite mejorar el aspecto estético, mantiene unas formas musculares proporcionadas y mejora los contornos musculares, haciendo que mejoren nuestros grupos musculares más desfavorecidos si planificamos bien nuestro entrenamiento.

4.Divide las calorías.


Está demostrado que la ingesta de alimento hace aumentar el VO2 máximo (consumo máximo de oxígeno) y también el RQ (cociente respiratorio), por tanto hay un aumento del metabolismo y una mayor utilización de carbohidratos al menos durante unas tres horas aproximadamente. La ingesta de alimento fraccionada durante el día nos permite mantener una mayor tasa metabólica, un aporte de nutrientes durante todo el día y, según recientes estudios, hacer ejercicio después de ingestas de comida (no copiosa) es más efectivo para reducir grasa que hacerlo en ayunas. Haz seis comidas al día repartiendo así la ingesta total de alimento.

5.Cuidado con la sal.


Produce retención de agua en el organismo, pero cuidado si eres deportista de resistencia y sudas mucho, necesitas retener cierta cantidad de agua para rendir bien. No pasa nada porque no tomes sal con las comidas, ya que hay muchos alimentos que contienen sodio por sí mismos y cubren nuestras necesidades básicas.

6.Fuera "calorías vacías".

 


Los alimentos muy procesados, con grasas añadidas y muchos azúcares tienen un pobre valor nutricional, no aportan nada interesante, sólo calorías que serán almacenadas en forma de grasa. 

7.Planifica bien tu entrenamiento, nutrición y suplementación.


Ten claro lo que vas a hacer: sesiones de entrenamiento, alimentos que vas a tomar, suplementos que te benefician, etc. Será más fácil que consigas tu objetivo si lo apuntas todo en un diario.

8.Ayúdate con suplementos "reductores de grasa" efectivos.


Reducirás grasa de forma más rápida y efectiva. Además muchos aumentan tu nivel de energía y, por tanto, son un buen complemento para entrenar.
Los suplementos termogénicos aumentan la cantidad de calorías que utilizamos en reposo y los procesos de obtención de energía a partir de la grasa (lipólisis). Son de los suplementos más efectivos como reductores de grasa. Otros suplementos interesantes son la carnitina, para transportar los ácidos grasos al interior de las mitocondrias celulares donde las grasas son oxidadas. 

9.Carbohidratos ¿sí o no?


¡¡Carbohidratos sí!!  La mayoría de deportistas que quieren reducir un poco los niveles de grasa no necesitan reducir el aporte de carbohidratos. Simplemente siguiendo algunos de los puntos que hemos mencionado los resultados podrán ser satisfactorios.
El tipo de hidratos de carbono que debemos tomar sí son importantes, en general deben ser carbohidratos de bajo índice glucémico, que provienen de fuentes integrales  y que además son ricos en fibra y otros nutrientes como minerales o vitaminas. Estos carbohidratos de bajo índice glucémico tienen una liberación más lenta y sostenida de glucosa, por lo que nos aportan energía durante un periodo más largo y, seguramente, menos facilidad para que se conviertan en grasa o más oportunidad de ser utilizados en vías energéticas.

10. Tómate tu tiempo.


Por último, no quieras  conseguir resultados de la noche a la mañana, debemos saber que nuestro organismo tiene que poner en marcha los procesos metabólicos de utilización de la grasa e ir reduciendo los depósitos grasos a su ritmo correcto. Sin prisa pero sin pausa. Si reducimos grasa de forma progresiva también conservaremos más fácilmente la masa muscular y nuestro rendimiento, formas musculares y salud, serán mucho mejores.

Compartir este post

Repost 0
Published by amigosdeldeporte - en salud y deporte
Comenta este artículo

Comentarios