Overblog Seguir este blog
Edit post Administration Create my blog
9 enero 2012 1 09 /01 /enero /2012 12:07

 A estas alturas, todos sabemos que, salvo unos pocos afortunados dotados con una genética fuera de lo normal, para tener un buen físico es necesario llevar una vida medianamente ordenada y una alimentación planificada correctamente. Pero hay que tener en cuenta que, en una sociedad como la nuestra, en algunas ocasiones, renunciar completamente a según qué “placeres”, puede resultar frustrante.

 

          Este es el caso de la ingesta de alcohol, que en muchas veces resulta casi inevitable, si se aspira a tener una vida social medianamente normal.

          Aunque, personalmente, creo que con una buena dosis de fuerza de voluntad y un poco de humor, se puede estar totalmente integrado en un grupo de personas que  toman alcohol sin necesidad de beber, también pienso que estamos en este mundo para disfrutar. Y si para una persona, la ingesta moderada de alcohol se encuentra entre sus placeres favoritos, es posible que no sea buena idea eliminarlo radicalmente de su vida.

          Por esta razón, he preparado este informe para ofrecer unos sencillos consejos a aquellos que desean tener un buen físico, pero no están dispuestos a renunciar totalmente a este “pequeño placer”.

          Antes de seguir adelante, quiero comentar que los consejos que se ofrecen más adelante sirven para aquellos que toman alcohol esporádicamente y de forma moderada. Si lo que te gusta es tomar diariamente, siete cervezas, cinco cubatas y tres botellas de vino, y no estás dispuesto a renunciar a ello, me temo que la información ofrecida en este artículo no va a poder ayudarte.

          Para empezar voy a recordar brevemente las consecuencias negativas derivadas del consumo de alcohol, para después ofrecer una serie de consejos que te ayudarán intentar minimizarlas.

          El alcohol provoca en tu organismo :

          - Disminución de los niveles de testosterona en sangre, con todo lo que ello supone: pérdida de masa muscular y ralentización de los procesos de quema de grasa.

          - Un aporte de 6 calorías vacías por gramo de alcohol, que no suponen ningún tipo de aporte nutritivo y que, sin embargo, tienden a transformarse en grasa y acumularse con mucha facilidad. Para saber la cantidad de calorías que te aporta una bebida de este tipo, has de tener en cuenta que los grados de alcohol que posee representan el número de gramos de alcohol por cada 100 c.c. de producto. Por esto, en caso de que quieras calcular la cantidad de calorías de un vaso de 150 c.c. whisky de 38º, tendrás que multiplicar 38 por 1,5 para saber los gramos de alcohol que posee y el número resultante por 6 para saber la cantidad de calorías que estás bebiendo. En este caso 57 por 6, es decir 342 calorías.

          - A largo plazo y administrado en dosis abusivas puede provocar: hipertensión, accidentes cerebrovasculares, gastritis, úlceras, pancreatitis, hepatitis, cirrosis, depresión, anemia, deficiencias vitamínicas, agresividad, deterioro de las funciones intelectuales, incluso la muerte… dan ganas de tomarse una copita, ¿verdad? ;-)

          Una vez dicho esto, vamos a ver qué puedes hacer para evitar, en la medida de lo posible, los efectos negativos de esta sustancia sobre tu cuerpo.

Consejo nº 1

          Intenta que las cenas de aquellas noches en las que sabes que vas a tomar alcohol, se basen en verduras y alimentos protéicos (carnes poco grasas, pescados o huevos), evitando como sea los carbohidratos, sobre todo los de asimilación rápida (dulces, pasta, pan o arroces refinados…).

          Ten en cuenta que con el alcohol, sin darte cuenta, estarás introduciendo en tu organismo multitud de calorías vacías de forma que, si ya has cenado alimentos repletos de energía de rápida asimilación, se convertirán en grasa con muchísima facilidad.

Consejo nº 2

          En tus salidas nocturnas, evita mezclar alcohol con bebidas repletas de azúcar.

          Los zumos envasados y los refrescos convencionales tienen cantidades muy grandes de calorías en forma de azúcar, que se suman a las del alcohol formando un coctel hipercalórico, peligrosísimo si lo que pretendes es mantener tu porcentaje de grasa bajo mínimos.

          Este tipo de bebidas contienen cantidades de azúcares que pueden llegar a los 100 gramos, y pueden llegar a aportar hasta 600 calorías vacías por unidad. Así que imagínate los efectos que pueden tener sobre tu físico cinco o seis bebidas de este tipo en una noche.

          Como alternativa, puedes utilizar la soda para tus mezclas con bebidas alcohólicas de alta graduación.

Consejo nº 3

          Si eres de los enamorados de la cerveza, es preferible que optes por una o dos cervezas negras en lugar de cinco o seis convencionales que, aunque tienen más calorías, también tienen más vitaminas B y antioxidantes de las cervezas claras. De esta forma puedes obtener un mayor aporte nutritivo y, siempre que no pases de las dos unidades, no superarás las 400 calorías ingeridas.

Consejo nº 4

          Intenta realizar un entrenamiento que incluya ejercicios básicos de cuerpo completo, durante la jornada que precede a tu noche de alcohol.

          De esta forma producirás una gran aceleración metabólica que hará más difícil la transformación en las calorías vacías extra del alcohol en grasa.

          Además, como después de un entrenamiento de este tipo tu organismo estará bastante agotado, es fácil que te vayas a casa un poco antes, ahorrándote así alguna que otra copilla. ;-)

Consejo nº 5

          La mañana posterior a tu noche de copas, y siempre que tu resaca te lo permita, realiza una sesión de trabajo cardio moderado, como trotar o rodar en bici a ritmo tranquilo, ya que hará gastar alguna caloría extra al mismo tiempo que te ayudará a eliminar toxinas acumuladas.

Consejo nº 6

          Evita las típicas recenas a base de bocadillos, pizzas, helados o patatas a altas horas de la madrugada.

          En su lugar, cuando llegues a casa, antes de acostarte, toma unos 20 gramos de proteína en polvo o una ración de atún o carne magra.

Consejo nº 7

          Si tu consumo de alcohol no se limita a noches esporádicas, sino que tu agenda está llena de compromisos sociales en los que es difícil evitar el alcohol, haz todo lo posible por no tomar más de una o dos unidades diarias de este tipo de bebidas. Y si te es posible, intenta optar por el vino ya que, al menos, te aportará una buena cantidad de antioxidantes.

          Para finalizar, es muy importante que no olvides el hecho de que, estos consejos no eliminan totalmente los efectos perjudiciales del alcohol en tu organismo, sino que solo ayudarán a atenuar sus consecuencias negativas.

          Por ello, eliminar el alcohol de tu vida, siempre será la mejor opción a la hora de maximizar tus resultados cuando tu objetivo principal es alcanzar el físico que deseas.

Compartir este post

Repost 0
Published by amigosdeldeporte - en nutricion
Comenta este artículo

Comentarios