Overblog Seguir este blog
Edit post Administration Create my blog
15 enero 2012 7 15 /01 /enero /2012 17:24

Una gran parte de las personas que practican habitualmente deporte, lo hacen con la finalidad de ayudar al organismo a perder o mantener el peso corporal. Aunque resulta obvio, es importante mencionar que el factor clave a la hora de controlar el peso es, además del ejercicio físico practicado, el seguimiento de una dieta calóricaajustada  a las necesidades energéticas del organismo, es decir, de nada vale hacer deporte para perder peso si luego la persona consume por ejemplo, el doble de las necesidades energéticas  que realmente precisa.

Así pues, y  una vez aclarados que la base para el control de peso, es una dieta ajustada y la práctica del ejercicio físico, hay que destacar que existen sustancias naturales que favorecen la utilización  de las grasas como fuente energética por el organismo, este tipo de sustancias reciben el nombre de factoreslipotrópicos o”fat-burners”, término este último que corresponde con la denominación inglesa de quemadores de grasa”.

Entre los distintos factores lipotrópicos destacamos por  su eficacia, la L-carnitina, inositol, colina y metionina.

1. L-CARNITINA

La carnitina, también conocida como vitamina Bt, fue descubierta en 1905 como un componente esencial del extracto de carne, que da origen a su nombre. La L-carnitina se considera actualmente como un nutriente similar a una vitamina e incluso es clasificada internacionalmente junto con las 13 vitaminas.

Las fuentes diarias de la carnitina se confinan, mayormente, en los alimentos de origen animal, particularmente las carnes. En consecuencia, una dieta vegetariana es baja en carnitina.  Además, una dieta de estas características es baja en lisina y metionina que son dos aminoácidos necesarios para la fabricación de la carnitina en el organismo.

La carnitina actúa como sustancia de recepción y almacenaje para los ácidos grasos. Así, la L-carnitina juega un papel crucial en la desintegración de las grasas para la producción de energía.

Las mitocondrias son los lugares de la célula en donde se produce la energía. Los ácidos grasos, por sí mismos, no son capaces de atravesar la pared de la mitocondria, si no que para ello, precisan la intervención de  la L-carnitina.

Si bien normalmente, la dieta aporta suficiente cantidad de L-carnitina, se han descrito determinadas situaciones fisiológicas en las que el aporte de carnitina con la dieta resulta insuficiente. En casos como los que a continuación se relacionan, es recomendado realizar un aporte extra de L-carnitina por medio de complementos a la dieta especializados.

• Infancia:  Debido a que en las primeras fases del desarrollo, la capacidad propia de fabricación no se encuentra totalmente desarrollada.

• Dietas vegetarianas: La cantidad de L-carnitina que se toma es baja,

• Envejecimiento: Hay una deficiencia debido al descenso de la fabricación por el propio organismo y a una menor ingesta de alimentos.

• Deportistas.

• Programas de control de peso.

Los mecanismos que explican cómo la carnitina favorece la pérdida de peso, son los siguientes:

a) La carnitina favorece la conversión de ácidos grasos en energía.

b) Soporta la quema de grasas en el hígado y en los sistemas musculares.

c) Reduce el descenso de azúcar en sangre y la sensación de hambre.

d) Incrementa la fuerza y vitalidad mientras se lleva a cabo una dieta y reduce las fases de debilidad que pueden conllevar al abandono del régimen.

e) Promueve la síntesis de proteínas.

f) Reduce la acumulación de grasas en el hígado durante el descenso de peso.

g) Previene el hambre durante las condiciones de régimen muy estrictas.

II.- OTROS FACTORES LIPOTRÓPICOS: COLINA, INOSITOL Y METIONINA:

La colina y el inositol son  sustancias que se encuentran entre los componentes principales de los fosfolípidos. Su papel fundamental es la de servir como transportadores de los ácidos grasos.

La colina actúa conjuntamente con el inositol para favorecer la utilización de las grasas y el colesterol y para prevenir su acumulación en el interior de las células del organismo.

Además, la colina se combina en el hígado, con los ácidos grasos y el fosfórico para formar la lecitina.

Por su parte, el inositol es otro miembro del complejo vitamínico B y un importante factor lipotrópico. Se combina con la colina y los ácidos grasos para formar la lecitina y favorece la metabolización de las grasas y el colesterol.

Compartir este post

Repost 0
Published by amigosdeldeporte - en nutricion
Comenta este artículo

Comentarios