Overblog Seguir este blog
Edit post Administration Create my blog
15 junio 2012 5 15 /06 /junio /2012 22:03

 

Las fosas nasales no sólo permiten que el aire atmosférico llegue a los pulmones sino que, gracias a la mucosa que las recubre, protegen los bronquios y los pulmones. Las cualidades de la mucosa nasal permiten:

 
*-Aumentar o disminuir su grosor, facilitando la regulación del flujo de aire que se dirige a  las vías inferiores.

 
*-Defensa contra agentes externos. El contacto con agentes externos, como el polvo, gases u otras sustancias irritantes puede provocar reflejos como el estornudo o el aumento de secreción de moco. De ese modo el aire inspirado es purificado de sustancias tóxicas antes de entran en el árbol respiratorio.

 
*-Acondicionar el aire inspirado mediante su calentamiento y humidificación para que llegue caliente y húmedo al árbol respiratorio, de modo que no irrite la mucosa que recubre la faringe, la tráquea y los bronquios.

 
Es por esta razón que en condiciones normales se requiere que la respiración se realice por las fosas nasales. Esto hace que la respiración nasal permita respirar un aire purificado y acondicionado, es decir, recalentado y humidificado.  La respiración por la boca sólo se utiliza en caso de necesidad.

 
La práctica de ejercicio físico es una de las ocasiones en que necesitamos aumentar el flujo de aire que entra a los pulmones. En ejercicios suaves o de baja intensidad podemos mantener la respiración nasal, pero cuando el ejercicio es más intenso es preciso respirar también por la boca. Cuando respiramos por la boca, el aire que llega a los pulmones está frio, seco y cargado de sustancias en suspensión, es decir, sin acondicionar, pudiendo provocar alguna alteración en el árbol respiratorio pulmonar (bronquios y pulmones).

 
Cuando se practica ejercicio físico, la mucosa nasal disminuye su grosor, permitiendo que aumente el flujo de aire que entra en los pulmones. El volumen de aire inspirado  va aumentado a medida que aumenta la frecuencia respiratoria, es decir, el número de veces que respiramos por minuto. Cuando practicar ejercicio aumenta considerablemente el agua que se pierde por la respiración en forma de vapor.

 
Si la práctica de ejercicio físico se realiza  en ambientes secos y fríos, aumenta aun más la pérdida de agua provocando más sequedad de la mucosa nasal, de modo que sus funciones de acondicionamiento del aire respirado se reducen. Esto puede comportar una disminución en la protección de  los bronquios y los pulmones. Es conocido que las personas que respiran por la boca permanentemente padecen un mayor número de afecciones faríngeas que los que respiran por la nariz.

 
Los deportistas que entrenan en ambientes fríos i secos padecen frecuentes cuadros de faringoamigdalitis irritativas.


Para que la mucosa nasal realice correctamente todas sus funciones es fundamental mantener una buena hidratación  consumiendo suficiente agua.


Otras estrategias para mantener la hidratación nasal es la aplicación de suero fisiológico, agua de mar o pomadas locales específicas con efecto hidratante que tienen la ventaja de permanecer en la mucosa, lo cual facilita una hidratación de larga duración.


Letibalm intranasal
Gel de alto poder hidratante para el cuidado y protección diaria de la sequedad de la mucosa nasal.
Su formula especifica y su textura de gel bio-adherente le permite permanecer en las paredes nasales para proporcionar una hidratación de larga duración, protección y elasticidad de la mucosa. El pantenol ayuda a restablecer los tejidos de la mucosa.

 

 

 

 


Compartir este post

Repost 0
Published by amigosdeldeporte - en consejos salud y nutricion
Comenta este artículo

Comentarios

farmacia online 09/15/2016 10:54

Yo también tengo esa mala practica de respirar por la boca, cuando me doy cuenta cambio pero inconscientemente siempre lo hago por ahí, como podría cambiar?